25 de mayo a las 23:59 se cerrarán las inscripciones
Quedan: 21 plazas autocar desde Valladolid (con y sin autocar Medina-Valladolid por la noche). Plazas de autocar desde Medina de Rioseco por la mañana (Solicitar por mail a desafio@vallafoto.com por si hay renuncias), 94 plazas sin autocar, no quedan plazas de autocar Medina de Rioseco - Alar del Rey al finalizar la marcha, 38 plazas para dormir en el Albergue de Medina de Rioseco la noche antes.

15 de junio de 2010

Crónica Desafio Canal de Castilla 2010

  
Después del Desafío 2009, empezamos a pensar en compartir la experiencia con más gente, eso nos planteaba problemas logísticos, teníamos que llevar a los participantes y sus bicis en un autocar, primer problema, en el autocar no caben ni la mitad de bicis que de personas, tras buscar y preguntar, encontramos a alguien dispuesto a llevar las bicis en su furgoneta en domingo. Medimos las furgoneta, medimos las bicis, todo muy justo, pero confiamos que nos entren todas.

Segundo problema, el año pasado nos quedamos sin agua entre FrómistaVillamuriel, sin furgoneta de apoyo tendremos que llevar más agua en la mochila con el consiguiente peso adicional. Al final Isaac Viciosa nos confirma que la escuela no necesita ese día la furgoneta. ¡Bieeeen!

Tercer problema, ¿quien se va a levantar a las seis y media de la mañana un domingo y va a andar todo el día con la furgoneta de acá para allá hasta que lleguemos por la tarde a Valladolid? tras varios intentos infructuosos recurro a Carlos, mi padre, y para que no se aburra por el camino le digo a mi madre que le acompañe, que es una excursión muy bonita, que bla, bla, bla...
Ya tenemos conductor.

La semana anterior no deja de llover, los participantes me pasan constantemente informes meteorológicos de distintas webs, unas con probabilidades de lluvia del 95% y otras con probabilidad del 45%, creo que habéis consultado más esa semana la web del aemet que la del desafío.

Total, que llega el domingo y no llueve, salgo a las siete a buscar a Juan Carlos, pasamos por la pasarela del Canal a recoger a mis padres y a las siete y veinticinco llegamos a la Feria de Muestras, ya había mucha gente esperando. Saludamos a los conocidos y al resto de participantes y poco después llega la furgoneta, subo la primera bici y cuando me doy la vuelta me encuentro un montón de cartones para protegerlas, y pienso: esta gente es buena, muy buena, y muy obediente, todos me han hecho caso, eso, o que les fastidia tanto como a mi que se les raye la bici. Las vamos subiendo poco a poco y algunos traen bicis tamaño xxl, tememos que falte sitio, otros montan las suyas en el autocar, subo la ultima bici y en ese momento aparece Isaac que acaba de llegar, me da la suya y cerramos la furgoneta, eso si que es llegar y besar el Santo.

Mientras doy las últimas instrucciones a mi padre, el autocar arranca sin Isaac y sin mi, silbamos y hacemos gestos, para, recoge a Isaac y vuelve a marcharse, me monto en las furgo de las bicis y en el semáforo logro subirme al autocar. He quedado con Juan Carlos en que ellos tiran delante y van bajando las bicis en Alar.


Canal de Castilla
Llegamos al punto de salida, foto de rigor y empezamos la marcha, me pongo en cabeza para dirigir al grupo hasta la presa de San Andrés, el terreno está muy pesado, pero las ruedas no se embotan de barro, cuando llegamos a la vía tenemos que cruzar un arroyo, este año trae más agua que el anterior, esperaba algún que otro vídeo de primera, pero todos son bastante hábiles y nadie se moja, paramos lo justo en la presa y seguimos camino. Los más fuertes empiezan a rodar rápido, paso a duras penas hasta la cabeza para pedir que bajen el ritmo, pero mi consejo cae en saco roto en cuanto me descuido, hay muchas ganas y de momento muchas fuerzas, con los primeros kilómetros llegan los pinchazos, Rubén es el primero, como hemos entrenado tan duro, el último día me dijo que tendríamos que hacer el desafío sin agua y sin comida para que realmente lo fuese, no se si hoy pensará lo mismo,  algunos se quedan con él y luego les toca darse la paliza para coger al grupo, nuevos pinchazos y ya cada uno va a su ritmo hasta Frómista.

Canal de CastillaAntes de llegar me encuentro a Luis, lleva un ritmo lento y una mochila que tiene pinta de pesar una barbaridad, pero su estrategia es la nuestra del año pasado, no forzar pues lo puede pagar al final, le acompañamos un rato y seguimos adelante. Antes de llegar a Frómista algunos se despistaron y se fueron a otro pueblo, al darse cuenta de su error volvieron al camino y siguieron sin problemas. Media hora antes de llegar a Frómista llamo al alcalde, dice que nos espera en la Iglesia de San Martín, llego con Isaac a la iglesia y nos encontramos a todos comiendo, bebiendo y descansando en el suelo, se hacen un poco los remolones para hacernos una fotos todos juntos, pero al final lo conseguimos, el Alcalde, Don Fernando Díez nos invita a conocer la Iglesia y nos explica todo lo referente a ella, vosotros no lo sabéis, pero tenia preparado un local para que pudiésemos comer si llovía; nos despedimos de él y nos dirigimos a la fuente de la tejera, donde comemos algo más y llenamos nuestras cacharras de agua.

Canal de Castilla

Isaac está empeñado en llevarme la contraria en el tema de la alimentación en una etapa de ciclismo y este año se supera a sí mismo zampándose una lata de fabada sin calentar ni nada, lo siento, no puedo con él. Son las dos y media y  salimos hacia Villamuriel, aquí ya cada uno va a su aire y se hacen pequeños grupos.
Al llegar al cruce con el río Carrión encontramos a un grupo haciendo fotos a las esclusas, son una pasada, bajamos por una carreterilla y la gente queda desconcertada igual que nosotros el año anterior, el río se junta con el Canal en una pequeña presa y no es fácil ver donde comienza de nuevo el camino, lo encontramos y pronto quedamos de nuevo atrás Isaac y yo, con el que hice el resto del Desafío, me llevaba continuamente con el gancho, se tragaba todos los baches y ya tenía un radio de la rueda delantera roto, se pone a llamar por teléfono cuando más barro hay, por esquivar un charco en el último momento casi se cae al canal, ¡y yo sin mis ansiolíticos! en fin, que seguimos adelante y encontramos la furgoneta de apoyo en el sitio convenido.

Un participante tiene calambres en una pierna y no puede seguir, menos mal que le ocurrió al lado de la furgo, subieron la bicicleta y continuamos camino, antes de llegar a Palencia encontramos a uno con un chubasquero verde pistacho, le preguntamos que tal va y le veo con gesto forzado, le miro la rueda de atrás y no lleva aire, nos bajamos, pone la bici ruedas arriba, hinchamos la rueda y parece que no pierde, pero la rueda no gira, me fijo, y una de las zapatas estaba comida y cuando frenaba se quedaba atascada, no sé los kilómetros que haría el chico así, pero no me extraña que fuera muerto, llegamos a Villamuriel y todos se habían dado a la bebida, sobre todo al agua, a pesar de haber coca cola y acuarius, algunos también se afanaban en darse crema, a pesar de estar el día nublado empezaban a verse las primeras quemaduras. El grupo de Gonzalo no acababa de llegar, este año no ha podido entrenar y va sufriendo mucho, les llamamos al vil pero no contestan, indicamos a los demás que salgan hacia Valladolid e Isaac y yo seguimos esperando, al poco llegan, reponen líquidos y tras un breve descanso partimos de nuevo, al poco nos volvemos a quedar solos, ya no hay barro y se rueda mejor, vamos todo el rato entre 24 y 27 por hora, por el camino cazamos al grupo de Fico, Isaac les reconoce y me dice: vamos a darles una pasada a toda velocidad, y yo le digo, sí, pero por donde, van en dos filas y por el medio hay mucha maleza, no importa responde, y se lanza hacia ellos gritándoles para que le dejen paso, veo todo desde atrás a cámara lenta, cuando llega a su altura el camino se estrecha por dos charcos, los veo a todos en el suelo, pero un milagro hace que nadie se caiga, yo paso detrás y casi pidiendo perdón, pero ellos también saben como es Isaac. Poco después me confiesa que ya no puede pasar de 27 por hora, que si lo hace le duelen las piernas, este comentario me hace "mosquearme" un poco ¡ a mi me duelen las piernas desde que hemos salido! pero el siguiente comentario ya se sale, va y me dice: "si me entra una pájara nos escondemos detrás de unos arbustos para que no se cachondeen los que hemos adelantado". Juas, juas, juas, la pájara la llevo yo desde Frómista ¡que cachondo es el tío!

Un poco después encontramos a Juan Carlos y a  Raúl Martín están hinchando la rueda de Juan Carlos pero no tienen problemas, este año Juan Carlos ha entrenado más y creo que no ha necesitado las barritas "dopantes".

Llegamos al cruce de Cabezón y encuentro a mi padre haciendo de guardia de tráfico, los primeros hace mucho que han pasado, por lo que le mando ir a la dársena del Canal a repartir las mochilas a los que lleguen, por detrás de nosotros queda muy poca gente.

Por fin concluimos nuestro desafío, justo antes de llegar está mi mujer, Mar, acompañada por Aitana, mi hija, junto a Maite y María, haciendo fotos a todos los que pasábamos, y un poco más allá, los compañeros que habían llegado y que nos reciben con aplausos igual que a todos los demás.

Esperamos un rato y llega el ultimo grupo. Misión cumplida, parece que todo ha salido bien y que la gente en general está contenta, el año que viene seguro que alguno repite.


Aparte de felicitar a todos los participantes por su comportamiento y compañerismo me voy a permitir hacer unos agradecimientos personales.

A mi hija, Aitana, por robarle el tiempo de contarle un cuento al irse a la cama para poder salir a entrenar por la noche.

A mi mujer, Mar,  por animarme a entrenar y a organizar el Desafío a pesar de estar pasándolo mal por culpa de su mala salud y por ir hoy a hacer fotos, su gran pasión, a pesar de no ver prácticamente nada pues la operan de la retina el próximo martes.

A mi madre, Carmina, que acompañó a mi padre en la furgoneta, que siempre me ha cuidado y que en mis años de ciclista se levantaba a las cinco de la mañana muchos domingos para hacerme el arroz, los macarrones, la tortilla, etc para que tuviera fuerza en las carreras.

Y a mi padre, Carlos, que me inculcó la pasión por el ciclismo, que me centraba las ruedas, me pegaba los tubulares, que me limpiaba la bici y me engrasaba la cadena, que me daba masajes, que venía conmigo a animarme a todas las carreras. Hoy he visto a muchos como te daban las gracias por tu ayuda y me he avergonzado de no habértelas dado nunca yo. GRACIAS PAPÁ.


Carlos Valdeolmillos.

14 de junio de 2010

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS POR PARTICIPAR.

     
No podemos estar más contentos por vuestra participación, esperamos contar con vosotros el año que viene.


Los que suban fotos y vídeos a internet que me pasen por correo los enlaces para que todos podamos disfrutarlo.


Entre hoy y mañana espero poder tener preparada la crónica, tened preparada la vuestra para añadirla en los comentarios.


Saludos.

11 de junio de 2010

Furgoneta de Apoyo

  
El domingo en el Desafío tendremos una furgoneta de apoyo, no podrá venir detras de nosotros, ya que está prohibida la circulación de vehículos por el Canal, pero la encontraremos en diversos puntos del recorrido, por lo que podremos dejar ropa de repuesto (por si llueve) o lo que necesitemos en ella.


Saludos

8 de junio de 2010

Cartones para las Bicis

   
Rogamos a todos, que si os es posible, traigáis al autocar un par de trozos de cartón aproximadamente de tamaño folio (podéis traerlos doblados en la mochila) de lo que sea, cajas de galletas, de cualquier cosa, para ponerlo entre las bicis con el fin de evitar que se puedan rayar en el viaje. Tenemos cartones pero no creo que llegue para todas las bicis.


Muchas Gracias.

2 de junio de 2010

Lugar y Hora de Salida

 
El lugar elegido para coger el autocar y subir las bicicletas a la furgoneta es la entrada principal de la Feria de Muestras de Valladolid, tenemos que estar allí a las 7:30.


Se ruega encarecidamente ser puntuales, pues cuanto menos tardemos en colocar las bicis antes nos iremos.


Saludos.