Alimentación

Para este Desafío debemos tener en cuenta que pasaremos sobre la bici unas 8 horas, por lo que la alimentación y sobre todo la hidratación son esenciales para poder llegar en buenas condiciones hasta el final.

La alimentación para ese día comienza en el desayuno, un tazón de leche con cereales, galletas, etc es suficiente, lo importante es que sean alimentos que se digieran bien y nos proporcionen hidratos de carbono.

Para la ruta en bici podemos llevar sandwich de jamón, de queso, de nocilla y los partiremos a la mitad (evitaremos chorizo, salchichón etc.), picos de frutas (son como quesitos pero de mermelada, los hay de fresa y de membrillo), almendras, uvas pasas, higos secos, y fruta (si la vas a comer sobre la bici mejor llevarla pelada y cortada en trozos.

Debemos envolver cada alimento en porciones individuales para poderlos meter en los bolsillos del maillot.

Como el ejercicio que se hace es esencialmente aeróbico y lo que vamos a quemar principalmente son nuestras propias grasas, no es necesario llevar geles de glucosa, ni nada parecido.

La bebida es fundamental, es necesario llevar una cacharra de agua en la bici y más agua en la mochila, por lo menos medio litro, podemos utilizar mochilas tipo "camelbak", que son mucho mas cómodas y te permiten beber sin tener que parar a sacar la botella de la mochila. También podemos llevar algo de bebida isotónica.

En las dos paradas establecidas, Frómista y Palencia hay fuente, en el resto del itinerario habría que desviarse para buscar agua, por lo que es necesario aprovisionarse bien.

Muy importante: Si el día es caluroso hay que beber frecuentemente aunque no se tenga sed, sería bueno marcarse un horario y hacerlo cada 15 o 20 minutos, igual pasa con la comida, es mejor ir comiendo poco a poco durante todo el camino y no llenarse el estómago.

Menú tipo: 6 sandwich variados, 10 picos de frutas, 2 platanos, 50 gr. de almendras y agua.