Cierre inscripciones 23 de Mayo. Dudas o info adicional en desafio@vallafoto.com

PLAZAS DISPONIBLES A 16/05/2019. Sin autocar - 62, con autocar por la mañana - 71, con autocar por la noche - 15

17 de junio de 2013

¿Me Dejas la Bici, Que No Me Doy Palizas?



Esta frase, que tan irónicamente me decía mi tío Enrique en cuanto me veía salir de casa, ha quedado grabada en mi mente para siempre, demasiado bien sabía él que lo que para otros niños era un juego de verano, para mí era mucho más, siempre con el deseo de ir más deprisa, más lejos.

Ahora que lo pienso, mi primer Desafío no fue en el Canal de Castilla, sino mucho antes, en cuanto tuve mi primera bici de carretera con 14 años, entonces lié igual que ahora a tres amigos para ir a Valverde de Campos, al lado de Medina de Rioseco. Fuimos a ver a una chica, pero la verdadera meta para mí era hacer más de 100 kilómetros. Con un trozo de chorizo y una barra de pan que compramos por el camino aguantamos todo el día. 120 kilómetros de aventura, sol, sufrimiento y pájaras, dicen que la historia siempre se repite, y es verdad.

A mi hija Aitana
Por todas las veces que te he dicho " hoy no puedo"

Saludos
Carlos

3 comentarios:

  1. La chica en cuestión se llamaba Lali...si no recuerdo mal...¿que habrá sido de ella?..yo por aquel entonces...como tenía 2 años menos, no tenía bici de carretera, tan sólo tenía aquella maravillosa Orbea plegable azul, y hoy, treinta años más tarde, me entero que os fuisteis a verla hasta su pueblo...jejeje...¡¡no os lo perdono¡¡.... por cierto..¿quienes fueron los otros tres??..gracias "Car" por hacerme recordar aquellos tiempos, tan lejanos y tan felices.

    ResponderEliminar
  2. Que sorpresa Miguel encontrarte aquí, sí Lali fue la culpable, yo tampoco he vuelto a saber de ella.

    Mi memoria debe estar empezando a fallar pues creía que fuimos Julio,Pablo, tu y yo, pero igual sólo fuimos tres. Recuerdo que tu padre nos salió al encuentro porque se nos hizo de noche y venía detras de nosotros con el coche para que no nos atropellaran.

    Como no me lo perdonas, te apuntas al desafío del año que viene y ya quedamos en paz.

    Si que fueron tiempos felices, sí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues si es por eso...te perdono ya...y el desafío me lo salto...jajajaja...te condono la deuda y en paz. Me parece una proeza lo que hacéis, y mi cuerpo ya no está para esos trotes. De todas formas...nunca se sabe¡¡

    ResponderEliminar